.

Con metas de ahorro nada es imposible

Si te resulta difícil ahorrar mes a mes, entonces estas en la misma situación que la gran mayoría de la gente, sobre todo si eres joven y estás administras un presupuesto limitado para el día a día o si estás comenzando a formar una familia. Un sabio consejo es que independiente de que ahorres pequeñas cantidades, nunca dejes de lado tu plan e ahorro y verás como se convertirá en un hábito que simplificará tu diario vivir. Siempre tendrás un apoyo para cumplir tus metas, sueños o bien un respaldo en caso de necesitarlo.

Te presentamos tres situaciones claves de la juventud para que entiendas que no eres al único al que se le hace difícil ahorrar. lo importante es tener claro que si te organizas y eres constante no será imposible:

Ahorrar cuando vives con tus padres - Confuturo

Si eres joven y vives con tus padres

¿Has ahorrado? Probablemente no lo has hecho, ya que vives el día a día con tranquilidad, disfrutando cada momento y quizás el único gran gasto es aportar una cuota para cubrir los gastos familiares. Desde ya, debes crear el hábito del ahorro y para eso te aconsejamos ponerte metas para obtener recompensas alcanzables: tu primer auto, conocer otro país, incluso para darte un gusto como un nuevo computador o asistir a un recital.

Escoge una de ellas y planea cómo lograrlo, guardando dinero mes a mes hasta conseguirlo y ya estarás iniciando tu plan de ahorro. Podrás lograr lo que deseas sin endeudarte.

Luego de cumplir una meta, proponte otra y así hasta que te acostumbres a guardar dinero mes a mes para obtener nuevas recompensas o bien para próximos proyectos o sueños más ambiciosos.

Ahorrar cuando vives solo - Confuturo

Si eres joven y vives solo

Lo más seguro es que pareciera que el dinero no alcanza ni siquiera para lograr el estándar de comodidad que desearías tener en tu casa. En este contexto es poco probable tomar la iniciativa de comenzar a ahorrar, ya que tu nuevo sistema de vida independiente requiere de muchos gastos domésticos. Si te agobia el desafío del ahorro no te desesperes. Aunque ahorrar parezca imposible, no lo es.

En esta etapa de tu vida debes ser muy organizado administrando tus ingresos para obtener recompensas, o bien para tener un resguardo en caso de alguna eventualidad. Te aconsejamos llevar un control de ingresos y gastos, lo que será de gran ayuda. Podrás administrar todos tus ingresos y poner un límite en tu presupuesto mensual. Reparte los gastos clave y deja siempre un monto para el ahorro.

Por ejemplo, si tienes un ingreso de $600.000 puedes organizarlo de la siguiente manera:

$250.000 Arriendo más gastos comunes
$140.000 Gastos domésticos y cuentas
$50.000 Salidas
$50.000 Salir
$60.000 Traslados
$50.000 Ahorro
$600.000 TOTAL

Pareciera ser una cantidad pequeña, pero mes a mes suma y en 6 meses ya tienes $300.000 para destinar a lo que desees. Además que siempre y cuando te ajustes al presupuesto, puedes tener excedentes los que también puedes destinar al ahorro.

Ahorrar cuando eres joven y tienes familia - Confuturo

Joven con familia

Tener familia cuando eres joven es todo un desafío, ya que siempre llegan gastos inesperados y sabes que quieres lo mejor para tus hijos. La clave para ahorrar es ponerse metas, tomar simples consejos para gastar menos dinero en el día a día y también apoyarse en las entidades financieras, las que te apoyarán y guiarán en este proceso que pareciera ser tan difícil.

En esta etapa te aconsejamos contratar un Seguro de Vida flexible, ya que podrás ahorrar, obteniendo dinero cada vez que necesites un apoyo, y si algo te llega a pasar, tus hijos estarán tranquilos y seguros. Debes tener claro que este tipo de seguro se adapta a tus medios, es decir, puedes ingresar un monto mayor o menor al acordado considerando tus necesidades del diario vivir.

También te aconsejamos generar diversos ejercicios en el día a día, los que te ayudarán a disminuir los gastos, ahorrando cada peso sin gastar de más.

  • Cada vez que recibas tu sueldo, date un monto para tus gustos y destina el resto para gastos determinados. ¡Es muy importante no gastar más de tu propio monto! * Puedes calcular el gasto diario dividiéndolo en los días del mes y tratar de no excederte de él.
  • Puedes tener alcancías en tu casa, donde podrán guardar en familia montos pequeños. Por ejemplo, una alcancía destinada sólo a monedas de $500 o billetes de $2000. Cada vez que tengas uno de ellos, guárdalos en la alcancía.
  • Siempre debes generar una lista de supermercado.
  • ¡La comida hecha en casa siempre es mejor! Es más económico y saludable. ¡Haz que tus niños siempre lleven comida y snacks desde la casa!
  • Sé precavido. El ahorro comienza en casa. Toma hábitos como apagar las luces, desenchufar artículos tecnológicos, darse duchas cortas, etc.

Finalmente, queremos aconsejarte para que veas el ahorro como una práctica para toda la vida y un medio para alcanzar tus metas. Debes tener claro que en un principio va a ser difícil, pero si determinas objetivos concretos y el monto que necesitas, podrás organizarte fácilmente, generando un plan de ahorro que determine los gastos mes a mes, los que se adaptarán a tus objetivos y el tiempo en el que deseas lograrlo.