.

Educación Financiera

¿Dónde se fue mi Dinero?:

Gastos Hormigas

Se denomina “gasto hormiga” a todos aquellos gastos que no estaban planificados y no corresponden a gastos fijos. Los gastos hormigas muchas veces reducen nuestro presupuesto mensual sin tener claridad de cuánto y dónde gastamos nuestro dinero. De hecho, estos gastos imperceptibles pueden representar hasta el 25% de nuestro presupuesto mensual. De esta forma, quien recibe $300.000 pesos mensuales por su trabajo o pensión, puede sumar hasta $900.000 pesos anuales en gastos hormiga.

Algunos ejemplos de pequeños gastos que hacen desaparecer mágicamente el dinero de nuestros bolsillos son el taxi, las compras compulsivas, las membresías baratas que no utilizamos, las comisiones por uso cajeros automáticos, los pequeños pagos en cuotas con la tarjeta de crédito, las tarjetas de crédito adicionales que se utilizan poco, los cigarros, las bebidas al paso, los cafés al paso, llevar a lavar el auto muy seguido, los snacks, los juegos de azar de lotería, etc.

Algunos Tips:

  1. Fíjese metas para tener un Objetivo de Ahorro, es la base de la planificación financiera, le ayudarán a enfocarse y a no desviarse de su objetivo.
  2. Escriba una lista de sus gastos mensuales (luz, agua, despensas, gas, etc. Incluya una pequeña cantidad fija para gastos inesperados).
  3. Evite realizar pequeñas compras espontáneas. Cuando no se administra bien el presupuesto, es fácil gastar en productos no planificados o efectuar compras impulsivas.
  4. Antes de gastar, saque cuentas y no se emocione.
  5. Registre cada compra en una libreta, sume las compras sin boleta, ya que al no tener el comprobante simplemente no tomamos conciencia de dónde se fue ese dinero.
  6. Compre al por mayor cuando pueda y haga una gran compra mensual en el supermercado, para evitar nuevas visitas que probablemente implicará gastos adicionales en otros productos. Además hay productos o servicios que se pueden comprar por adelantado, por ejemplo las entradas al cine.
  7. Lleve billetes grandes en su billetera, al no tener monedas pensará dos veces antes de tratar de comprar cualquier cosa barata con un billete grande.