atención!

Horario normal en Sucursales y Call Center en vísperas de Fiestas Patrias.
Te informamos que el próximo viernes 14 de septiembre de 2018, todas nuestras Sucursales y Call Center, atenderán en horario normal de 09:00 a 13:30 hrs.
X
.

Panorama financiero para el segundo semestre

De acuerdo a un análisis realizado por el equipo de inversiones de la Compañía de Seguros Confuturo, el 2018 ha sido un año intenso en los mercados globales y para muchos no ha sido una sorpresa. La volatilidad ha vuelto, en respuesta a conflictos y tendencias que empezaron a gestarse en los últimos dos años: inestabilidad política, conflictos diplomáticos y cifras económicas que no terminan de convencer.

Entre los optimistas que se basan en el crecimiento económico y los pesimistas que buscan en los conflictos diplomáticos el gatillante de la próxima recesión, podemos encontrar sólo un gran punto de encuentro, la volatilidad.

El mercado inició el año con máximos históricos, con una Unión Europea que parecía haber dejado atrás la preocupante ola populista que había afectado a sus miembros más relevantes. Estados Unidos mostraba una economía que acelerada y se vislumbraban avances en las grandes reformas pro-mercado que hicieron de Donald Trump un candidato aceptable para Wall Street. A su vez, China lograba demostrar que su concepto de “soft landing” para bajar su crecimiento económico a una tasa más sustentable era algo más que retórica, manteniéndolo sobre su meta de 6.5%. Incluso Latinoamérica lograba alinearse a este buen ánimo en los mercados, donde gracias a cambios políticos, se vislumbró la posibilidad de reformas de control al gasto fiscal.

No obstante, como ha sido común en las últimas décadas, Latinoamérica aportó su cuota de inestabilidad. Por ejemplo, en Brasil hay escasa claridad de quién será el sucesor de Temer y los favoritos en esta estrecha carrera, carecen de voluntad política para hacer las grandes reformas de austeridad que el país necesita para evitar un default y volver a caer en recesión. El caso mexicano no es menos preocupante, puesto que Andrés Manuel López está a la cabeza en las encuestas, ventaja que ha obtenido con un programa de carácter nacionalista y no muy amigable con los inversionistas, provocando una importante caída en el valor del peso mexicano, y el posible triunfo de AMLO ha contribuido a especulaciones sobre el futuro de la relación de Estados Unidos y México y el efecto que esto tendrá en la renegociación del TLCAN (NAFTA) y, por consiguiente, en las utilidades de muchas de las compañías de ambos países. Si miramos a Argentina, podemos mencionar que el nuevo Presidente está teniendo dificultades para cumplir con sus promesas de austeridad fiscal, y la inestabilidad cambiaria ha causado gran incertidumbre.

Por otra parte, Chile parece estar ajeno a la dinámica Latinoamericana, puesto que como ha ocurrido en las últimas décadas, las cifras de actividad sectorial se han ido acelerando, haciendo creer que la economía podría crecer sobre el 3,5%.

Entre tantos sobresaltos hemos visto importantes correcciones en la mayoría de los mercados, con Estados Unidos mostrando una destacable resiliencia, sustentado en excelentes cifras de empleo, sostenido crecimiento económico y un gran desempeño de las empresas, lo que ha contribuido a la volatilidad.

Por último, es importante mencionar que, pese a los anterior, el mercado sigue considerablemente más arriba que en otros años, y se espera un crecimiento global sobre el 3,5%, lo que ha provocado que las correcciones hayan encontrado un piso en el cual rebotar, en especial para el caso de Estados Unidos. El caso europeo presenta luces y sombras, no obstante, el crecimiento económico sigue en marcha. El optimismo es moderado y los riesgos se han mostrado persistentes en lo que va del año, sin embargo, creemos que seguimos dentro del ciclo de recuperación económica y que la próxima recesión global aún no está en el horizonte.