.

Hoy hazlo reir, porque van a aprender más rápido

Un grupo de científicos franceses realizaron estudios que concluyeron con una teoría que quizás muchos ya intuían: reír es bueno para salud, pero también para el aprendizaje.

Según lo publicado en la revista Cognition and Emotion, los niños de un año que ríen al observar una tarea realizada por un adulto, quien provoca las risas a propósito, aprenden más rápido. Específicamente, el estudio implicó realizar actividades con niños de 18 meses, con quienes se jugaba y lanzaba un objeto, generando risas tras la acción. Los investigadores encontraron que los niños que se reían de las gracias que hacían los adultos eran capaces de repetir la acción por sí mismos con más éxito que aquellos que no se rieron, y también que aquellos que fueron incluidos en un grupo de control sin humor.

Las explicaciones que se dan para esto, es que pareciera que los niños risueños son más propensos a relacionarse con el entorno, por lo que se arriesgan a realizar las tareas con más facilidad. También podría darse el caso de que los bebés risueños tengan mayores habilidades sociales o capacidades cognitivas, lo que les permite interactuar más fácilmente con otros y les hace más susceptibles a imitar las acciones de otros.

La segunda explicación que los autores proponen se refiere a la química del cerebro. Es bien sabido que las emociones positivas, como la risa, pueden aumentar los niveles de dopamina en el cerebro, lo que a su vez tiene un efecto positivo en el aprendizaje.