.

Para disfrutar el nuevo año, evalúa tus necesidades de protección

El inicio de un nuevo año siempre es la ocasión propicia para tirar líneas respecto a dónde estamos y dónde queremos estar. En ese contexto, es una buena ocasión también para evaluar las necesidades de protección que nuestros proyectos de vida y decisiones requieren. Por ejemplo, si estás pensando tener hijos, quizás es una buena opción contratar un seguro de salud o un seguro flexible. Si se trata de ampliar la familia, un seguro de vida con cuenta única de inversión puede ser una buena opción. Por otra parte, si estás en edad de hacerte cargo de tus padres, un seguro catastrófico podría darte tranquilidad en algún momento inesperado. De igual forma, si este año se vislumbran variaciones en tus ingresos, deberías pensar en un seguro APV, para rentabilizar un aumento y asegurar una mejor pensión, o uno flexible con cuenta única de inversión, que te permita estar protegido en momentos de menores ingresos.

¿En qué fijarse a la hora de contratar un seguro?

La prima

Es el pago mensual (o según la periodicidad que se acuerde con la compañía aseguradora) que se hace por el producto, y que genera la obligación de la Compañía de pagar la indemnización correspondiente en caso que el siniestro esté cubierto por el seguro.

El tipo de seguro

Esto depende de la etapa de la vida en la que estés y los proyectos que tengas. Como ya señalamos, a cada etapa y responsabilidad le viene bien un seguro distinto.

Pago de la indemnización

Es importante tener claro el procedimiento a seguir en caso de siniestro para poder realizar la denuncia del mismo a la Compañía y hacer efectivo el pago de la indemnización. La denuncia del siniestro se puede realizar de modo presencial u on-line. La información de plazos y documentación necesaria está contenida en la póliza y es fundamental tenerlo claro, para que no se presenten inconvenientes ni perder beneficios. Posteriormente viene el proceso de liquidación del siniestro.

Tips para contratar un seguro:

  • Realiza un análisis de tus necesidades reales.
  • Cotiza y pide información entre las distintas compañías.
  • Se honesto con la información personal, pues es la mejor manera de encontrar el mejor seguro para ti.