.

El A B C de los seguros Flexibles

Los Seguros Flexibles ofrecen la ventaja de poder acceder a protección frente a diversos siniestros como fallecimiento, enfermedades de alto costo o invalidez. Además con los aportes que realizas puedes construir mes a mes un fondo para financiar proyectos como estudios, viajes o la compra de una vivienda. Podrás ajustar los pagos y coberturas de acuerdo a tu capacidad y necesidades que vayas enfrentando día a día.

Si quieres conocer más sobre estos seguros te invitamos a conocer algunas definiciones que te pueden orientar:

.

Cobertura: La cobertura de un seguro se refiere al tipo de siniestro o riesgo que el cliente desea cubrir mediante un seguro. Puede tratarse de fallecimiento como Cobertura Base, pero se le pueden sumar otras coberturas dependiendo del Condicionado General del producto.

Capital asegurado: El capital corresponde a un monto expresado en UF que se compromete como pago de indemnización en caso de ocurrencia de un siniestro considerado dentro de las coberturas de un seguro. Este capital será pagado a los beneficiarios en las proporciones indicadas por el contratante en caso de que ocurra un siniestro dentro de las condiciones establecidas en el condicionado particular del cliente.

Prima: Es el precio que cobra la compañía por entregar las coberturas contratadas. La prima, que generalmente es expresada en UF, podrá ser pagada en distintas formas, ya sea en un pago único, pagos anuales, semestrales o mensuales.

Asegurado: Corresponde al sujeto que recibe la cobertura contratada. Debe ser siempre una persona natural quien sea designado como asegurado o asegurable.

Contratante: El contratante es quien asume la obligación de pago sobre un determinado seguro. Puede ser una persona natural o jurídica quien lo contrate, debiendo siempre designar a un asegurado. En muchos casos el asegurado y contratante son la misma persona.

Beneficiario: Corresponde a quien o quienes recibirán los pagos de indemnización en caso de que ocurra un siniestro. Puede ser una o varias personas, en cuyo caso el contratante deberá establecer los porcentajes de pago para cada cual. El beneficiario puede ser tanto una persona natural como una persona jurídica.

Cuenta Única de Inversión: Corresponde a una cuenta que recibe los abonos y descuentos que se hacen a una póliza.

Valor Póliza: Corresponde al saldo de la Cuenta Única de Inversión asociada a una determinada póliza.

Condicionado particular: Recibe también el nombre de póliza y corresponde a un único documento que registra los distintos aspectos particulares del contrato de seguro, tales como el nombre, apellido, fecha de nacimiento, RUT, etc.

Condicionado general Corresponde a un documento que establece las características comunes de un tipo de seguro que es comercializado por una compañía. Los condicionados generales son registrados ante la SVS, entidad que vela porque las condiciones sean apegadas a la norma vigente.

Rescate: Corresponde al retiro de fondos realizado sobre el saldo del Valor Póliza, descontados los costos que pudieran estar asociados. El rescate puede ser total o parcial. En el primer caso el retiro total de fondos implica el cierre de la póliza. Las condiciones para realizar rescates se establecen en el Condicionado Particular de cada póliza.

Préstamos: Corresponde a la entrega de fondos tomando como garantía parte del saldo de la Cuenta Única de Inversión. El préstamo no afecta el saldo de la cuenta o su Valor Póliza, salvo que en caso de realizar un rescate total o parcial, será considerado para efecto de identificar el monto total disponible para rescate. No todos los productos permiten la solicitud de préstamos. Infórmate o contacta a tu ejecutivo.

Gastos Póliza: Corresponde a aquellos gastos cobrados mensualmente en la póliza y que se dividen en distintos tipos, tales como gastos de comercialización, gastos de suscripción, gastos de cobertura, etc. El detalle de los gastos de una determinada póliza se encuentran indicados en el condicionado particular de cada producto.