.

Mejor estar preparado que lamentar altos costos

La salud y las posibles emergencias, accidentes o enfermedades graves que podamos enfrentar a lo largo de nuestra vida son temas relevantes para cualquier persona. Sobre todo cuando estas eventualidades no son cubiertas en su totalidad por nuestros sistemas de salud, lo que genera deudas abultadas por costos de hospitalización, exámenes, cirugías o cualquier otro procedimiento que se deba asumir.

Ante esta realidad, el Gerente del Segmento Vida Individual de la Compañía de Seguros Confuturo, Jaime Torres, explica cuál es el alcance que tienen los seguros catastróficos, que son aquellos destinados asolventar algún desbarajuste financiero producto de gastos médicos no cubiertos por un plan de salud. Según Torres, “su característica principal es que se pagan por reembolso, tienen deducible y un tope máximo anual. Los catastróficos sirven tanto para quienes poseen Isapre o Fonasa como para aquellos que no están inscritos en el sistema de salud”.

Para saber en qué debemos fijarnos al contratar este tipo de seguro, sigue estos prácticos consejos:

  1. Investiga toda la oferta existente en el mercado, debes preocuparte de ver cuál se ajusta mejor a tu presupuesto y necesidades. Existe una amplia gama en este tipo de seguros que ofrecen reembolso al asegurado por los gastos médicos incurridos, en el aspecto clínico, farmacéutico, hospitalización como así también los tratamientos médicos a consecuencia de una enfermedad grave o accidente de gran consideración.
  2. Elige a tu beneficiario,lo importante es que, además de protegerte, su cobertura se extienda para quien elijas como beneficiario, por ejemplo, hijos, pareja o padres. También al contratar el servicio, revisa las clínicas y hospitales que están en convenio y si cuenta con cobertura en el extranjero en caso de accidentes.
  3. Revisa el tipo de reembolso y los deducibles iniciales, de cada evento de la póliza de seguro que vas a contratar. Es importante que leas detenidamente la propuesta antes de firmar el contrato, así como sus condiciones generales, puedes incluso consultar en la página de la Superintendencia de Valores y Seguros.
  4. Consulta por las edades de ingreso y permanencia, es fundamental que conozcas las edades de ingreso y permanencia tanto para ti como para el beneficiario, pues muchas pólizas contemplan edades tope para contratar. Por ejemplo, existen planes que tienen cobertura hasta los 70, 75 y 99 años y otros en que los beneficiarios pueden estar hasta los 24 años si es que se encuentran estudiando.
  5. ¿Tienes una preexistencia? Aunque depende del alcance de la cobertura contratada, habitualmente un seguro catastrófico de salud no cubre los gastos médicos asociados a enfermedades preexistentes, malformaciones congénitas, padecimientos psiquiátricos, tratamientos dentales, entre otros aspectos.

Revisa cuáles son tus mejores opciones y ten en cuenta estos consejos para tomar la mejor decisión a la hora de contratar un seguro catastrófico de salud.