.

Tu primer Seguro de Vida

Puedes tener una vida sin preocupaciones, sin embargo eventualmente pueden ocurrir imprevistos donde la tranquilidad se acaba, por lo que es recomendable comenzar desde ya a tomar decisiones que respondan ante cualquier situación inesperada, dejando todo en orden si un día llegas a faltar.

Planifica tu futuro económico y el de tu familia, para así tener un respaldo y no traspasar tus deudas a tus familiares en tu ausencia.

Contratar un seguro, es una de las decisiones más sabias que se pueden tomar, sobre todo si esto se hace desde joven. Debes estar seguro de que estás tomando la decisión correcta, teniendo la certeza de lo que se está hablando, por lo que debes familiarizarte con los conceptos claves del rubro de las aseguradoras. Te queremos guiar para que tomes la decisión acertada, ayudándote a entender cada término.

 mi_primer_seguro_confuturo2


La póliza es el documento que respalda la contratación de tu seguro.

En ella quedan establecidas las condiciones bajo las cuales contratas tu seguro. Además, en este documento existen conceptos que debes conocer y nosotros te los explicamos:

 

Siniestro:

Es un hecho fortuito y accidental que, amparado por la póliza contratada con una compañía de seguros, origina el análisis del hecho ocurrido, la evaluación de los daños y el pago de la indemnización si corresponde. Debes tener en cuenta que dentro de un siniestro hay limitaciones, tanto en el hecho como en la cobertura del seguro.

Capital contratado:

Si el seguro es un instrumento financiero que permite cubrir los alcances económicos asociados a un riesgo, esta cobertura económica se logra por medio de un determinado capital. Es decir, si contratas un seguro que cubra el riesgo de fallecimiento, la compañía deberá pagar una determinada suma de dinero a quien tú hayas establecido como beneficiario.

Beneficiario:

Es la persona o grupo de personas que recibirán el pago del capital contratado.

Prima:

Los seguros son un servicio y como tal, tienen un costo que debes pagar. Este pago se denomina Prima y deberás establecer en conjunto con la compañía de seguros, una periodicidad para este pago. Podrás pagar mes a mes, cada seis meses o incluso una vez por año. Existen seguros de Prima única que se pagarán sólo una vez en la vida.

Cobertura:

Ya vimos que existen seguros que cubren el impacto económico asociado a un determinado riesgo. Hay seguros de vida que cubran el riesgo de fallecimiento, pero además pueden haber seguros que ofrezcan coberturas complementarias, como cobertura de muerte accidental o de enfermedades de alto costo, incluso gastos médicos por accidente. Como verás, estas coberturas permiten que el seguro sea útil para ti en vida, no sólo en caso de muerte.

Indemnización:

El capital contratado para cubrir un determinado riesgo se distribuye entre los diferentes beneficiarios, los que recibirán lo que se denomina indemnización.

 

Al contratar tu primer seguro de vida debes tener en cuenta varios aspectos. Principalmente tener claro el objetivo, pues así sabrás qué tipo de seguro te conviene contratar, considerando si buscas flexibilidad económica o estabilidad.

Además, al ser tu primer seguro, debes tener la mayor claridad sobre todos los aspectos de la póliza, principalmente en el capital asegurado junto a su mantención y si existen cláusulas adicionales, ya que lo anterior es un factor fundamental que te puede afectar al llegar a una edad mayor.

Finalmente, para tener la tranquilidad de que tus seres queridos estarán protegidos al momento en que no estés, te recomendamos informar a tu beneficiario el tipo de póliza y cualquier cambio que se realice en el documento, además ten claro que debes incluir a un beneficiario adicional en caso de que el original fallezca.