.

Vas a ser padre y todavía no tienes un seguro

¿Hay algo más lindo que tener en tus brazos a tu hijo recién nacido?

En Confuturo esperamos que esa hermosa sensación perdure para siempre, sin preocupaciones, sólo disfrutando de los bellos momentos junto a tu pequeño. Sin embargo debes tomar en cuenta que tienes que proteger su futuro en caso de que llegues a faltar. Para eso queremos mostrarte ciertos puntos que pueden ser de tu interés. Si deseas contratar un seguro para el futuro de tu hijo, analiza la cantidad que se necesitará para que tu hijo viva sin problemas.

Determina las coberturas necesarias para tu seguro. Los seguros de vida ofrecen protección frente a diversas situaciones. Generalmente la cobertura base es la de fallecimiento, pero puedes además contratar la cobertura de muerte accidental, permitiéndole a tus beneficiarios acceder a capitales adicionales en caso de que el fallecimiento se produzca de manera inesperada.

vas-a-ser-padre-confuturo2


¿Qué capital es el que necesitas para tu seguro?

La pregunta puede ser compleja de resolver, pero un simple ejercicio te será de gran utilidad para calcular el capital necesario:

  • Identifica claramente el objetivo de tu seguro. Imagina por ejemplo que lo contrataste en el nacimiento de tu hijo, pues claramente te preocupa asegurar su educación en caso de que no estés. Esto implicará que el seguro debe permitir financiar su educación escolar y posteriormente su formación universitaria.
  • Determina un costo anual para la educación escolar y universitaria. Procura identificar un costo dependiendo del tipo de colegio al que aspiras, así como un costo estimado para su carrera universitaria. Deberás calcular el costo por cada año y sumar todos los años de formación.
  • Identifica cualquier otro elemento a financiar con el seguro, como vestimenta, alimentación u otras necesidades: lleva todos esos valores a UF.

La decisión del beneficiario es un tema importante. Normalmente los padres podrían designarse mutuamente como beneficiarios, pero en ocasiones el fallecimiento de ambos obliga a considerar a otras personas. Busca en tu círculo más íntimo a quién quisieras que asuma el rol de cuidar y formar a tu hijo y plantéale tu interés por designarlo como beneficiario. Si nombras a un beneficiario de un seguro, es importante que se lo informes para que esté atento a cobrarlo y asumir la responsabilidad que se le ha confiado.

Queremos que te llenes de emoción y alegría, pero también que tengas tranquilidad, que pienses que al tener tu seguro cuando nazca tu hijo, podrás entregarle estabilidad económica si tú no estás.

En Confuturo tendrás tu guía, el asesor que necesitas para comenzar este gran cambio de tu vida.