.

Dieta en el invierno: Alimentarse en forma sana y sin excesos

Si bien ya estamos en los descuentos del invierno, durante los meses más fríos es vital alimentarse de manera saludable. Esto porque es necesario aumentar las defensas y fortalecer el sistema inmunológico para enfrentar las bajas temperaturas y la aparición de enfermedades respiratorias.

Esta tarea no es nada fácil cuando el frío hace menos atractivas las ensaladas y las frutas y aparecen más tentadoras las sopaipillas, masas y alimentos altos en calorías.

De ahí que en promedio las personas suban de 2 a 3 kilos durante los meses de invierno.

Para estar mejor preparados para enfrentar la época de frío los nutricionistas proponen incorporar el consumo frecuente de sopas. Éstas son una excelente posibilidad de alimentación equilibrada.

La clave de las sopas es preferir aquellas que no tienen crema y que dentro de sus ingredientes sólo utilizan vegetales. Adicionalmente, se aconseja consumir las que son elaboradas en forma casera y no usar los sazonadores en cubitos que tienen alto contenido en sodio y grasa.

Sumado a lo anterior, durante esta época hay variedad de verduras que contribuyen positivamente a prevenir y aliviar enfermedades estacionales.

El ABC de los alimentos en invierno

La cebolla y el ajo son reconocidos por sus positivas propiedades antisépticas y mucolíticas, por lo que contribuyen a la recuperación de enfermedades respiratorias.

La zanahoria es un excelente alimento que tiene betacaroteno, antioxidante que se transforma en vitamina A, y que ayuda a mantener el buen estado de mucosas como las que cubren el interior de los bronquios.

Las acelgas, espinacas y endivias aportan fibra, que ayuda a regular el tránsito intestinal, y derivados del ácido fólico que colaboran en la formación de proteínas y en la regeneración de los tejidos.

Finalmente, todos los frutos cítricos como la naranja, mandarina, limón, pomelo, guayaba y kiwi son la primera fuente de vitamina C, nutriente clave en la regeneración de tejidos y en la estimulación de las defensas del organismo.

Toma en cuenta los siguientes consejos de alimentación sana para lo que queda del periodo invernal:

  • En lo posible, consumir alimentos hasta las 20:00 horas, porque en invierno el organismo funciona más lento.
  • Reemplazar el azúcar por la miel, debido a que contiene sustancias que mejoran la salud de las vías respiratorias.
  • Reforzar la flora bacteriana del intestino con yogurt y fruta fresca en caso de tomar antibióticos.
  • Continuar la ingesta de 2 litros de agua al día. Ésta puede variarse con infusiones y tés.
  • Consumir leche, queso fresco y huevo para proteger la piel del frío y evitar las grietas en los labios.
  • Tomar jugos de cítricos casi inmediatamente después de haberlos extraído, ya que pasados 15 minutos van perdiendo sus cualidades.
  • Respetar las porciones de preparaciones como carbonada, charquicán y cazuela, las que no deben sobrepasar la 1 ½ taza.
  • Preparar las legumbres con bastantes verduras en vez de embutidos.