Diferentes instituciones, públicas y privadas, tienen la opción de realizar trámites en línea. Esto además de ahorrarte tiempo en traslados, permite que todo el proceso sea más rápido y eficiente. Varios de ellos son gratis, están siempre disponibles y por lo general cuentan con un número de teléfono de ayuda, que te puede guiar si tienes problemas en alguno de los pasos.

Registro Civil: certificados de nacimiento, matrimonio, defunción, hoja de vida del conductor, antecedentes, entre otros documentos gratuitos. También se puede, por ejemplo, bloquear una cédula de identidad perdida o pedir hora para sacar una nueva. www.registrocivil.cl

Instituciones bancarias: apertura de cuentas corrientes, solicitud de créditos, transferencias, administración de ingresos y gastos y automatización de pagos son algunos de los trámites que se pueden realizar en línea en la mayoría de los bancos del país.

Fonasa: para los afiliados al sistema público de salud, a través del sitio www.fonasa.cl se puede elegir prestador, comprar bonos e inscribirse en un consultorio, entre otras cosas.

Isapres: estas entidades se han puesto rápidamente al día en lo que a trámites en línea se refiere. En casi todas se pueden solicitar virtualmente reembolsos, contratar prestaciones y retirar excedentes, por dar algunos ejemplos.

En www.confuturo.cl también puedes realizar trámites en línea con toda seguridad y rapidez. Uno de los principales es la revisión de la liquidación de pago de pensiones, ver el resumen de estas y tener acceso a certificados tributarios. Además,puedes realizar la actualización de garantía estatal, del certificado de estudio y de la declaración de renta. Incluso hay quienes pueden acceder a créditos de consumo en línea, agilizando el trámite y ahorrando tiempo.

Caminar es un ejercicio que se puede realizar a diario, no tiene costos asociados y tiene beneficios que son ampliamente conocidos en todas las edades. Sin embargo, a medida que avanza la edad, cobra especial relevancia la correcta elección del calzado. ¿En qué fijarse al momento de comprar un nuevo par?

Si cierras los ojos y piensas en algunos de los momentos más importantes de tu vida, de seguro esos recuerdos vienen asociados a canciones que incluso puedes escuchar imaginariamente. Y es que el poder de la música es tan amplio, que puede hacerte retroceder en el tiempo y llevarte revivir ciertos acontecimientos.

Pero sus bondades van mucho más allá. Se le atribuyen diversos beneficios tales como:

Adicionalmente, el entrenamiento musical puede beneficiar a personas mayores y compensar algunos de los efectos del paso del tiempo, como por ejemplo, el deterioro de las funciones más importantes relacionadas con la edad (memoria auditiva y la capacidad de oír y mantener una conversación en un ambiente ruidoso). De hecho, estas condiciones parecen ralentizarse en las personas que durante su vida se han dedicado a tocar un instrumento.

¡Ya lo sabes! Si no eres fan de la música, parece una buena idea el comenzar de a poco a incorporarla en las rutinas cotidianas, e incluso aprender a tocar algún instrumento. Puedes comenzar con algo sencillo, en clases individuales o grupales. Varias municipalidades del país ofrecen este tipo de instancias de manera gratuita.

Hay quienes piensan que las redes sociales son dominio exclusivo de las nuevas generaciones. Sin embargo, cada vez son más los adultos mayores que las han adoptado con entusiasmo.

Dentro de los beneficios que se les han atribuido destacan:

Adicionalmente, tienen una característica muy útil que es el facilitar la interacción social. Hoy, aquellos que están lejos pueden estar cerca, como hijos o nietos viviendo en el extranjero e incluso amistades de infancia se recuperan producto de las redes sociales. Y como si todo lo anterior fuera poco, también permite unirse a personas con intereses similares, así como también acceder a educación online e incluso, a nuevas oportunidades laborales. ¡Solo hay que atreverse!