Panorama económico

Actualmente, enfrentamos una situación compleja y particular, que no ha sido ajena a ningún país del mundo. Hemos sorteado crisis con anterioridad, pero pocas han generado un impacto tan alto como el que hemos presenciado este año producto del COVID-19, especialmente en términos económicos.

Si bien se habían enfrentado crisis con anterioridad, los factores que las desencadenaron y la situación económica eran distintas a las que existen hoy. A modo de ejemplo, durante la Crisis Subprime (2007-2008), los motivos que la provocaron fueron principalmente las “hipotecas basuras” e instrumentos derivados que se comercializaban entre las principales instituciones financieras del mundo, que posteriormente evidenciaron las distintas burbujas inmobiliarias que se habían generado tanto en EE.UU. como en Europa, y el alto riesgo de estos instrumentos derivados que se habían creado. Esta situación desencadenó la quiebra de importantes firmas y la necesidad de que los bancos centrales de Estados Unidos y de Europa tuviesen que intervenir para rescatar a alguno de ellos, provocando -al mismo tiempo- un daño a la credibilidad del sistema financiero y económico. Las bolsas de gran parte del mundo sufrieron fuertes caídas e índices como el S&P 500 terminaron cayendo 50% desde el peak del 2007 hasta el piso alcanzado el 2008, recuperando los niveles máximos previos a la crisis después de 4 años.

Nuestro país no fue ajeno a esta situación; el IPSA sufrió una caída mayor al 30% desde el peak alcanzado el 2009 hasta el piso alcanzado a fines del 2008, sin embargo, la recuperación fue más rápida que en otros países, sobrepasando el nivel máximo alcanzado el 2007 en menos de un año. Desde ese entonces, las medidas regulatorias que se implementaron a nivel mundial han sido cada vez más estrictas, con la finalidad de evitar una crisis similar o para contar con la capacidad de afrontar riesgos sistémicos o dificultades económicas globales.

En cuanto al COVID-19, este ha tenido un desarrollo y efecto distinto en la economía a nivel mundial, ya que a diferencia de otras crisis, esta ha tenido un impacto transversal en muchas industrias que en otras ocasiones no habían sufrido de igual manera. Gran parte de estas se han visto obligadas a paralizar casi por completo su funcionamiento, como es el caso de las aerolíneas, cruceros, turismo y construcción, entre otras. Las bolsas de todo el mundo han sufrido en poco tiempo fuertes caídas, así como importantes rebotes a medida que surgen nuevas noticias respecto al desarrollo de la pandemia. Las medidas que han tenido que implementar los países han sido excepcionales, como es el caso de cierre de fronteras, cuarentenas totales, paralización del año académico en algunas ciudades, entre muchas otras.

El miedo e incertidumbre están presentes en la población. El temor a perder los empleos o verse en dificultades económicas se ha ido acentuando a medida que pasan los días, por lo que el efecto que se ha comenzado a proyectar -en términos de cifras económicas- ha tenido importantes correcciones a la baja en relación al crecimiento para este año, tanto en Chile como en todo el mundo.

Los estímulos y apoyo por parte de los gobiernos han sido vitales para sostener esta crisis, especialmente para aquellos que han sido desvinculados de sus trabajos o han tenido que paralizar el funcionamiento de su PYME, o incluso en compañías más grandes que se han visto enfrentados a problemas de liquidez para solventar sus gastos y obligaciones.

Sin embargo, debemos considerar que a medida que pasan los días y vemos el lamentable desarrollo de esta pandemia, cada vez hay mayores incentivos en la búsqueda de una cura, lo que se ha visto reflejado en importantes inversiones por parte de instituciones privadas e incluso gobiernos que han destinado recursos para llegar a esta.

Respecto a noticias positivas, según lo informado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente se encuentran en distintas fases de desarrollo alrededor de 70 vacunas en distintos países, 3 de las cuales ya están siendo probadas en humanos. Hay que considerar que el COVID-19 pertenece a una familia de coronavirus de la cual ya se ha ido estudiando desde hace un tiempo. En el caso de encontrar una cura, se espera que el potencial rebote en los mercados sea más rápido que las recuperaciones vistas en crisis anteriores, mientras que la magnitud de esta alza estaría sujeta tanto a la factibilidad de producir la vacuna en masa en el menor tiempo posible, junto con qué tan deterioradas podrían estar las empresas que se han visto mayormente afectadas.

Algunos países en Europa ya han comenzado a normalizar de forma paulatina el funcionamiento de algunas ciudades, donde se ha visto una contención o disminución en la cantidad de contagiados y muertos por día. Esperamos que mientras no contemos con un tratamiento eficaz o con una cura contra esta pandemia, continuemos con la dinámica que se ha visto tanto en nuestro país como en otros lugares del mundo, en cuanto a cuarentenas intermitentes. Mientras exista cura, tenemos la responsabilidad de cumplir con todas las medidas de prevención y cuidado, no solo por nuestro propio bien sino por el de nuestras familias y seres queridos.

Por último, nuestra recomendación sigue siendo conservar la calma. Las experiencias pasadas han demostrado que clientes cuyo objetivo de inversión es de mediano o largo plazo, deben permanecer en una modalidad, sin cambiarse, si esta se encuentra alineada con su horizonte y perfil de riesgo, aun cuando en períodos cortos se observe volatilidad e incertidumbre. Hay que tener en consideración que reaccionar ante caídas de los mercados, puede perjudicar la rentabilidad de inversiones de largo plazo.

Por lo anterior, lo importante es que estés en una modalidad que se ajuste a tu perfil de riesgo y plazo de inversión, de manera de maximizar la rentabilidad de largo plazo para el nivel de riesgo apropiado para ti. Hacemos un llamado a la calma, al cuidado y a la responsabilidad de cada uno de nuestros clientes.

Panorama económico al 14/04/2020.

Frente a la volatilidad que están experimentando los mercados es importante considerar que en periodos de incertidumbre, la historia muestra que los mercados financieros tienden a sobre reaccionar en el corto plazo y se van ajustando en el largo plazo. Por lo anterior, para tomar una decisión informada, es que es importante tener presente tu horizonte de inversión y perfil de riesgo, para que así puedas identificar si la modalidad seleccionada es la más adecuada para tus intereses y necesidades. Para tu tranquilidad, en Confuturo tenemos disponible distintas modalidades, que consideran estas variables.


Si deseas cambiar tu modalidad de inversión ingresa
Aquí

La opinión estimativa respecto del panorama económico tiene una finalidad exclusivamente ilustrativa, y no proporciona ningún tipo de recomendación, no pudiéndose considerar en ningún caso como asesoramiento legal, fiscal, financiero, de inversión, técnico, ni oferta o garantía por parte de Compañía de Seguros Confuturo S.A., ni debe ser entendido como una recomendación para realizar operaciones, ni constituirá la base para una toma de decisión en una dirección determinada, declinando Compañía de Seguros Confuturo S.A. toda responsabilidad por el uso que de esta información pueda hacerse en tal sentido.

Contáctanos
Te contactamos

Ingresa tus datos y resolvemos tus dudas, nos contactaremos a la brevedad.

Teléfonos
Aló Confuturo
Teléfonos fijos

800 22 0808

Desde celulares

22 353 7000

Horario de atención telefónica:
Lunes a Jueves de 09:00 a 17:00 hrs.
Viernes de 09:00 a 13:30 hrs.

Conoce los servicios y trámites que puedes hacer aquí

Sucursales

Selecciona tu sucursal:

Otros accesos:

Redes Sociales

Linkedin.com

Contáctanos